Clinica Veterinaria Mares


-???-

CAUSAS

A continuación les citamos los factores más determinantes de la obesidad en los animales domésticos:

•La castración es un factor que contribuye a la obesidad debido que el animal castrado tiene un menor metabolismo basal, suele realizar menor actividad física y tiene mayor apetito. De todas formas, si estos animales reciben la cantidad de alimento correspondiente, y realizan ejercicio periódico, no tiene por qué aparecer la obesidad.

Trastornos endocrinos que influyen en la aparición de la obesidad como el hipotiroidismo o descenso de la actividad del tiroides y el síndrome de Cushing. Ambos procesos originan disminución del metabolismo basal y de la actividad corporal, además de otros muchos cambios orgánicos.

•La edad avanzada origina una disminución de la musculatura, unida a una menor actividad, además de una disminución del metabolismo basal. Por ello es preciso reducir la ingesta calórica en los animales viejos, para así prevenir la obesidad.

•Existe una obesidad genética asociada a determinadas razas de perros como el Cocker Spaniel, Labrador Retrevier o Beagle, al contrario que otras como los Podencos o el Pointer.

•La disminución de la actividad voluntaria es uno de los factores más importantes en la aparición de la obesidad. El perro ha pasado de ser un auxiliar del hombre en su trabajo, a un animal casero.

•El tipo de alimento que utilicemos tiene una gran importancia, pues está comprobado que ante dietas muy apetitosas, excesivamente grasas e hipercalóricas, los perros se vuelven obesos sin remedio. El uso de comida humana, de latas de comida para perros o piensos de alta energía, son responsables de muchos de estos trastornos. Es muy importante adaptar las características nutricionales de un producto a las necesidades fisiológicas y el grado de actividad de cada animal.



DETECCION

Calificación de la Condición Corporal

Existen varios sistemas de calificación para caninos y felinos, el más práctico y aceptado es el que califica de 1 a 5, siendo 3 el de condición óptima.

CC 1: muy delgado (caquéctico) Costillas, vértebras lumbares y pelvis fácilmente visibles. No hay palpación de grasa. Obvia retracción de abdomen y cintura.

CC 2: bajo peso (delgado). Costillas fácilmente palpables. Mínima cobertura de grasa. Cintura fácilmente visible cuando el perro es visto de arriba. Retracción abdominal evidente.

CC 3: peso ideal (% de grasa corporal 15 – 25%). Costillas palpables sin exceso de grasa. La cintura se nota cuando el perro es visto desde arriba. Abdomen retraído cuando el perro es visto de costado.

CC 4: Sobrepeso (% de grasa corporal 30%) Costillas palpables sin exceso de grasa. La cintura se nota cuando el perro es visto desde arriba, pero no es prominente. Retracción abdominal aparente.

CC 5: obeso (% de grasa corporal 40%). Costillas difíciles de palpar bajo una espesa cobertura de grasa. Depósitos notables de grasa en el área lumbar y en la base de la cola. Cintura ausente o difícil de ver. Sin retracción abdominal, puede mostrar obvia distensión abdominal. Otros parámetros que se deben tomar son la circunferencia pelviana y la circunferencia torácica.

QUE HACER

Los programas de reducción de peso, están integrados por tres planes: alimentación, ejercicio y reevaluación.

Alimentación. Es poco probable que la reducción del volumen de alimentos ofrecido reduzca el peso del animal sin crear deficiencias de proteínas, vitaminas, minerales y energía en las mascotas que verdaderamente necesitan bajar de peso. Es por eso que existen alimentos hipocalóricos destinados para los propietarios deben medir la cantidad exacta de alimento que ofrecen a su mascota con objeto de reducir su peso o mantener el peso corporal bajo, algunos tipos de premios pueden utilizarse en programas de reducción de peso, pero su contenido de calorías debe incluirse en la prescripción de calorías diarias totales.

El ejercicio prescrito para la reducción de peso, consiste en caminatas o aumento de la actividad que el animal puede realizar con comodidad. La magnitud de ejercicio prevista es de 20 a 60 minutos de caminata enérgica por día.

La reevaluación para determinar la cantidad y la velocidad de la perdida de peso debe realizarse cada dos semanas al principio, cada 4 - 6 semanas cuando la perdida de peso es sostenida, y cada 1 - 2 semanas tras cambiar el alimento o incrementar la cantidad para mantener la reducción de peso corporal. La monitorización de la perdida de peso es de vital importancia en cualquier plan de perdida de peso.

La mayoría de las mascotas requieren de 8 a 12 meses para adquirir un peso corporal adecuado.



-???- | -???-